¿ES DIFERENTE EL  COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR ONLINE?

¿ES DIFERENTE EL COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR ONLINE?

Hemos reducido el COMPORTAMIENTO del consumidor online a la búsqueda en Google, el conocimiento de nuestra web y la confianza que tenga en nosotros y nuestros productos. Trazamos un paralelismo SEO. Los potenciales clientes se transforman en una especie de robots o comparadores autómatas de productos y precios. Si esto fuera así la empresa Google tendría en su mano la posibilidad de apropiarse del 100% del COMERCIO ONLINE.
Sin embargo el proceso es mucho más complejo. Los internautas no son un grupo de personas homogéneas que podamos convencer con un anuncio en Facebook o AdSense. Tan solo podemos esperar llevarlos a nuestra web y que nuestros argumentos puedan convencerlos.
¿Cómo llegamos a nuestros clientes online?

1.- Los clientes no son SEO-ROBOTS. Reducir nuestras estrategias a las búsquedas en Google, es limitar nuestros objetivos.
2.- La decisión de compra es COMPLEJA. Implica las percepciones y actitudes de nuestros seguidores, la evaluación que hace de nuestro portal y la prueba de nuestros productos.
3.- Las variables que influyen en las decisiones de compra tienen que ser MEDIBLES. Hay que crear indicadores para medir la calidad de las relaciones y experimentar para conseguir mejorar las ventas.
4.- Las EMOCIONES cuentan. No vendemos zapatos o neumáticos. Tenemos que inspirar estilos de vida y emociones. Nuestros productos son la excusa para crear relaciones.
5.- En el mundo online todo tienen que ser VENTAJAS. El esfuerzo tenemos que hacerlo en la facilitación de la compra. Cada clic es un freno, y cada pantalla un inconveniente. No hagamos pensar a los clientes.
6.- Se da por supuesto que los precios bajos y los DESCUENTOS, forman parte del ecosistema online. Se sobreentiende que buscamos oportunidades. Es un ejemplo el crecimiento que han experimentado las plataformas de cupones.
7.- Conseguir la FIDELIDAD del cliente es cada vez más difícil. La fidelidad se revalida en cada compra, cada interacción con el cliente y cada experiencia.
8.- ADAPTAR nuestra web a las necesidades del cliente. Los cambios tienen que ser constantes, mejorando para optimizar nuestro soporte.
9.- El consumidor online, reclama CONTENIDO. Hay que dotar a nuestra web de un sistema de contenido que atraiga nuevos clientes. El correo electrónico sigue siendo la herramienta más potente y nuestra newsletter la avanzadilla de nuestras nuevas visitas.
10.- El consumidor online, es un CLIENTE SOCIAL. Tenemos que integrar los canales sociales: Blogs, foros, redes sociales, etc. Hay que orientar toda nuestra estrategia hacia la conversación.

Dejar una opinión