LOGÍSTICA: GENERAR VALOR EN NUESTRO COMERCIO ELECTRÓNICO

LOGÍSTICA: GENERAR VALOR EN NUESTRO COMERCIO ELECTRÓNICO

publicado en: Comercio Electrónico | 0

La nueva economía ha impulsado el comercio electrónico y con ello el crecimiento de la actividad logística.  El comercio electrónico superó en España los 6.700 millones de euros en el primer trimestre de 2017, un 25% más que el año anterior. Desde 2012 el comercio electrónico, no ha parado de crecer cada trimestre. Por ejemplo, el sector de mensajería y paquetería crece a un ritmo del 4,5%, alcanzando 6.425 millones de facturación en 2016 según el informe sectorial de DBK de informa.

Aumentar la competitividad de nuestro comercio electrónico implica optimizar cada área de negocio. Desde nuestro programa de gestión a nuestro posicionamiento web, todo pasa por mejorar nuestro día a día. Un engranaje que solo puede ser perfecto si optimizamos nuestra cadena logística. Es nuestro vendedor silencioso, la última milla que tenemos que recorrer para llegar a nuestros clientes. En ocasiones olvidamos que es el único contacto personal y donde todo confluye: calidad, costes, respuesta y marca.

¿Cómo podemos optimizar nuestra cadena logística, generando valor a nuestro negocio?

  • Actualizar nuestro servicio de atención al cliente, buscando el feedback de nuestros usuarios. Hay que evaluar en todo momento, cual es la experiencia de compra de nuestros clientes.
  • Crear un nuevo concepto de Marketing logístico, donde el cliente este en el centro del negocio. Hay que mejorar constantemente el servicio al cliente, objetivo último del gestor logístico.
  • Optimizar la planificación y gestión de nuestra red de distribución. Volcarnos con nuestros socios. Realizar acciones conjuntas que potencien la experiencia de compra del usuario.
  • Adaptar nuestros productos a la distribución. Desde el envase a las cantidades mínimas servidas. El comercio electrónico tiende a la distribución individual de los pedidos, hay que gestionar las necesidades del cliente.
  • La previsión de la demanda tiene que ser la herramienta que oriente a toda la organización. Los cambios en los procesos de producción tienen que estar integrados en los cambios logísticos.
  • Gestionar los cambios de la demanda acortando los plazos de entrega. La cantidad de pedidos no puede influir en los plazos de entrega acordados con los clientes.
  • Añadir valor a nuestra cadena logística. Es una oportunidad de cambio para nuestra cadena logística que necesita transformarse ante los cambios tecnológicos y la competencia que se esta produciendo en el sector.
  • Incorporar la tecnología al seguimiento de su compra. El cliente tiene que saber en todo momento donde esta su pedido. La Información aportada es fundamental, ya que reduce los gastos de atención al cliente y aporta valor al cliente.
  • Integrar las Redes Sociales en el proceso logístico. La información que requiere el cliente tiene que ser omnicanal, ellos deciden los canales de comunicación, cuando y como se quieren informar. Nosotros tenemos que facilitar el acceso a toda esa información.
  • Pensar siempre en redefinir y mejorar nuestros canales de distribución. La forma de entrega del producto tiene que adaptarse a las necesidades del cliente: buzones en lugares comunes (Correos o Seur) o apertura del maletero de nuestro vehículo (Tesla). La innovación tiene que estar presente en nuestra cadena logística.

Dejar una opinión