INTERNACIONALIZACIÓN DE NUESTRO MODELO DE NEGOCIO

INTERNACIONALIZACIÓN DE NUESTRO MODELO DE NEGOCIO

El comercio exterior ya no es lo que era. La internacionalización parte hoy de la implantación de nuestro MODELO DE NEGOCIO y su desarrollo en nuevos mercados. La Conexión global aumenta las posibilidades de llegar a otros mercados. Sin embargo la competencia también. Internacionalizarse no es solo vender en el extranjero. Es la ADAPTACIÓN de la empresa al nuevo mercado. Hay que aprovechar nuestra adaptación al mercado interno.
Hay que tener en cuenta que nuestra VENTAJA COMPETITIVA en nuestro mercado, puede no existir en el nuevo mercado. Por esto es necesario conocer nuestro modelo de negocio y adaptarlo al nuevo mercado. Esto no está solo en manos del departamento de exportación. Tenemos que revisar toda nuestra CADENA DE VALOR. No solo habrá que ajustar la empresa a los nuevos pedidos. Hay llevar a cabo una nueva estrategia que genere valor en el nuevo mercado.
Hay que buscar nuevas OPORTUNIDADES en los nuevos mercados. Es evidente que se tienen que encontrar estas oportunidades basadas en nuestro modelo de negocio. Hay que investigar el mercado para ver si tenemos hueco.
Si aprovechamos nuestra oportunidad podemos obtener beneficios derivados de la internacionalización:

1.- CRECEMOS. Cuando nuestro mercado se queda pequeño la única forma que tenemos de crecer es llegar a otros mercados. No solo crecemos a través de las ventas. Nuestro crecimiento se produce en todos los aspectos de la empresa. Se produce la extensión de nuestra marca o mejora nuestra imagen dentro del sector.
2.- MEJORAMOS. La necesidad de nuevos mercados nos pone en alerta, para la mejora de nuestra compañía. Hay que replantearse los procesos que tenemos y como mejorarlos. Es el momento de plantear cambios en nuestra atención al cliente, logística, etc.
3.- COMPETIMOS. Aumenta nuestra competitividad. Ajustamos nuestro nivel de producción a los nuevos mercados. Se reduce la capacidad ociosa que tengamos de nuestra fabricación. El esfuerzo se tiene que centrar en los precios, márgenes, condiciones de pago, etc. Al entrar en nuevos mercados las posibilidades se multiplican, por ejemplo obteniendo mejores condiciones en nuestras compras.
4.- RENTABILIZAMOS. La reducción del mercado interno, hace que los márgenes se reduzcan. Crecer en nuevos mercados nos lleva a incrementar la rentabilidad de nuestro negocio. Una de las claves es la diversificación de mercados, nos permite compensar y disminuir el riesgo.
5- INNOVAMOS. Las empresas necesitan retos para crecer. Tratar de alcanzar un nuevo mercado, nos puede llevar a innovar. Los gustos de los nuevos clientes pueden ser distintos, no quedará más remedio que hacerlo diferente. Tener el producto adecuado y adaptado al mercado, nos ayuda a plantearnos nuestra marca, el servicio post venta o la distribución.

Dejar una opinión