TELEFONÍA: EL ABUSO DE LA PERMANENCIA COMO TÁCTICA COMERCIAL

TELEFONÍA: EL ABUSO DE LA PERMANENCIA COMO TÁCTICA COMERCIAL

Soy una víctima de la permanencia. En enero contrate un “fantástico pack fusión”. Desde enero tengo problemas con la línea,  Internet se corta y la televisión la tienes que reiniciar dos veces al día si la quieres ver. Llevo cuatro meses con el TDT conectado. Estoy pagando por un servicio que no me prestan.
Como llega uno a esa situación. Se utiliza la TRAMPA de la permanencia. El objetivo es concatenar permanencia del cliente, donde darse de baja de una parte del servicio sea más caro que mantener un servicio que no funciona. El objetivo es captar al cliente consiguiendo a toda costa que ACUMULEN permanencia.
Todos los servicios, incluida la “compra” de un terminal que te “regalan” (te cobran una cantidad y luego te la descuentan), lleva irremediablemente a la permanencia. Se inventan productos regalo o “gratis” para colarte la permanencia.
Tratan de fidelizar a sus clientes a la inversa. No por el buen servicio o la calidad de sus productos sino con la “fidelización al descuido”. La red comercial esta entrenada para ensalzar las bondades de los servicios “GRATUITOS” y cuelan una permanencia como al que le roban la cartera.
Sus armas son la aceptación telefónica de la conversación sin mediar detalle del servicio contratado. Se facilita el “gol comercial”. ¿Quiere usted un servicio “gratuito”? , ¿gratuito?. A caso la permanencia , ¿no supone un gasto?.
La permanencia no es un servicio gratuito, es un invento comercial para la esclavitud comercial del cliente. Eres un cliente CAUTIVO. El servicio se aleja de cualquier tipo de excelencia y se capta a los clientes a golpe de “condena comercial”.
La permanencia y la penalización son las armas de la venta agresiva y encubre un servicio que envicia la relación con los clientes.
Algunas compañías han optado por la no permanencia de sus clientes. Es una apuesta correcta que identifica a un cliente que deja la esclavitud y mantiene una relación HONESTA de beneficio mutuo. Solo el producto y servicio de calidad te ata a la empresa. Existe así una verdadera FIDELIZACIÓN. Solo dando un buen servicio formamos parte del mercado.
¿Qué se oculta detrás de la penalización? , la posibilidad de tapar un servicio pésimo. ¿Por qué mejorar el servicio? , si el cliente está obligado a permanecer. La única salida es la venta comercial agresiva de sucesivas permanencias. Se anula al cliente como parte de la empresa. Se somete al cliente a una posición de dominio de la compañía, desigualdad, donde el cliente percibe la perdida.
Ningunear al cliente no es el camino. Ser un déspota comercial tampoco. Beneficios para hoy a cualquier precio, pérdidas seguras para mañana. Un cliente es un TESORO y no un esclavo. Las prácticas abusivas tarde o temprano pasan factura. El cliente jamás volverá, el abuso se paga.

Dejar una opinión