¿QUIÉN SE COME MI QUESO?: LOS MEDIOS CONTRA GOOGLE

¿QUIÉN SE COME MI QUESO?: LOS MEDIOS CONTRA GOOGLE

Siempre tecleamos nuestra pregunta en Google cuando queremos una respuesta. Es la forma más sencilla de encontrar lo que buscamos. Google parece un inocente buscador, pero cada vez que escribo su nombre en mi corrector me lo sustituye por Golpe. Parece que anticipe a golpe de tecla las consecuencias que ha tenido, tiene y tendrá para la gran mayoría de sectores económicos. Si hemos evolucionado de la sociedad de la información a la sociedad digital es de la mano de Google. Antes todo se reducía a ordenar la información. Google consiguió ordenar y automatizar el indexado de páginas. Ese era el origen, para convertirse años después en la punta de lanza de la nueva economía.
Google atesora el mejor sistema de información. Si a esto unimos el giro de la economía hacia el mundo digital, la combinación es explosiva. ¿Qué factores hacen que Google fagocite sectores enteros de la economía?:

1.- Dispone en la mayoría de países del monopolio de búsquedas en internet. Conoce en cada momento el interés de sus usuarios.
2.- Ha creado la mayor comunidad de usuarios en la historia de la humanidad. Puede gestionar nuevas oportunidades de servicios y productos. Tiene la llave de la nueva economía.
3.- Ha sabido crear negocio a partir del oro del siglo XXI: los usuarios y la información que aportan en su interacción con la red.
4.- Se ha adaptado a la velocidad de los cambios. Cada vez es más importante dar respuestas rápidas y útiles a los usuarios.
5.- Ha desarrollado un sistema de innovación abierta. Ha creado una nueva cultura empresarial, cambiando las reglas de los negocios.

En el libro: ¿Quién se ha llevado mi queso? de Spencer Johnson. Explica que existen dos actitudes. Sentarse en un rincón donde siempre había queso, esperando que aparezca. O seguir otro camino para buscar donde se encuentra el nuevo queso. Los medios de comunicación se han encontrado sin queso en pocos años y no han sabido encontrar las nuevas oportunidades. Cuando la oferta de medios se ha disparado, el monopolio de la información ha desaparecido. Los medios de comunicación se disipan y solo queda poner freno inventando tasas. Los medios no aceptan los cambios. No han sido capaces de pensar en el verdadero problema: su modelo de negocio. Solo buscando nuevas oportunidades que también nos brinda internet pondrán mantenerse en lo alto de la ola digital.
Quizás la solución para los medios sea teclear en Google: cambiar mi modelo de negocio. La respuesta puede estar en un clic, quizás su enemigo no se Google, a lo mejor puede convertirse en su mejor amigo, paradojas de la vida.

Dejar una opinión